miércoles, 6 de febrero de 2013



Llega un momento en el que te da todo igual, te planteas que haces en este mundo, que es lo que te lleva a hacer unas cosas u otras, por qué nunca aprenderás a callar... Solo quieres desaparecer, huir y volver cuando todo esté bien.. Puede que sea de cobardes, ¿pero qué otro camino hay cuando ya nada funciona? Lo intentas todo una y otra vez, pero te das cuenta de que ya nada sirve.. Quizás sea hora de asumir que no vales, que nunca podrás cambiar nada, que esto no está hecho para ti.. Sin embargo, aunque ya no puedas sentirte peor, siempre hay algo que te hace seguir... Por él, porque le quieres como a nada, porque por mucho que falles en el fondo sabrás que solo intentabas conseguir su felicidad... El amor es el reto más difícil de la vida, pero también es el que merece más la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario